El COVID-19 ha llegado para generar grandes cambios en todos los niveles, este reto al que nos enfrentamos como profesionales de la salud nos motiva a facilitar a nuestros pacientes diversas opciones para su atención.

Las visitas a domicilio pueden ser igualmente de eficaces como si lo hiciera en el consultorio o en cualquier clínica. Al final, el gran objetivo de la visita a domicilio es que el paciente reciba un servicio de calidad, personal y humano.

Si está decidido a ofrecer este tipo de servicios, esto es lo que debe considerar:

  • Defina las zonas a las que se puede desplazar para brindar el servicio. 

  • Planifique el tiempo necesario para moverse de un punto a otro, tanto antes como después de la consulta.

  • Cuando agende la cita  indique al paciente si necesita algo para que esté preparado:

  • Por ejemplo: es importante que el paciente reciba la atención médica en un ambiente privado y cómodo.

  • Al agendar o confirmar la cita evalúe el riesgo del paciente, aquí tiene un triage rápido y sencillo además de recomendaciones para cada categoría; no son órdenes sanitarias, es un cuestionario de guía.

  • Solicite al paciente información exacta de ubicación, así como sus datos de contacto. Una manera fácil es pedir que le envíen la ubicación por WhatsApp.

  • Revise que lleve consigo todos los implementos necesarios para la consulta.

  • Recuerde que puede utilizar HuliPractice desde su dispositivo móvil Android o iOS.

  • Sus servicios también incluyen a la familia del paciente, de modo que los puede orientar sobre los cuidados básicos con la persona afectada.

Si pertenece a un Directorio Médico puede incluirlo en su Perfil y marcar “Visita a domicilio” para que los pacientes lo encuentren más fácilmente.

Si tiene dudas consulte a nuestro equipo de soporte.

¿Encontró su respuesta?