A partir del 1° de julio, en Costa Rica rige el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que grava los bienes y servicios en el país, sustituyendo el impuesto de ventas. Este cambio implica varias reformas al procesar facturas electrónicas actualmente. La más significativa corresponde a las tarifas que se deben utilizar al facturar cada sector. 

  • 1%: todo lo que sea parte de la canasta básica, bienes agropecuarios, maquinaria, equipo y todo lo referente a la cadena de producción de la canasta básica.

  • 2%: medicamentos, equipo para hacer medicamentos, primas de seguros personales, servicios de educación privada, compra y venta de bienes y servicios de las instituciones estatales de educación superior.

  • 4%: servicios de salud privados prestados por centros y profesionales autorizados, compra de boletos aéreos.

  • 13%: todo lo que no se haya contemplado previamente, impuesto general para bienes y servicios que incluye a profesionales independientes.

  • Transitorios: para ciertos casos especiales existen impuestos transitorios, tarifas que van que por un tema de impacto a la industria va a ir subiendo ligeramente año con año hasta alcanzar el monto final.

⚠️ IMPORTANTE: Como cada caso y práctica es diferente, para conocer con precisión qué tarifa es la correcta para cada uno de sus productos y servicios, recomendamos que se asesore con su contador de confianza.

¿Tiene más dudas? Aprenda sobre el IVA y HuliPractice en este artículo.

¿Encontró su respuesta?